El Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista es transcrito al braille

El Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista ha sido transcrito al braille, lo que va a permitir que las personas con ceguera tengan acceso a un acuerdo que implica al conjunto de la sociedad en la lucha contra este tipo de agresiones, y que a partir de ahora será “más inclusivo, más de todos y de todas”, según afirmó la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, que presidió el acto de presentación.

La traducción, realizada por la ONCE, en colaboración con el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunitat Valenciana (CERMI-CV), supone dar cumplimiento a una de las 293 medidas concretas que recogía el Pacte, y que se dividen en 21 objetivos y 5 líneas estratégicas con las que se pretende garantizar una sociedad “libre y segura de violencia de género y machista”.

En el acto de presentación del documento, al que también acudieron el presidente del Consejo territorial de la entidad en la Comunitat Valenciana, Enrique Llin, y el presidente de CERMI Comunitat Valenciana, Luis Vañó, la vicepresidenta agradeció la contribución que las entidades y asociaciones de personas con diversidad funcional han realizado durante todo el proceso de elaboración del documento del Pacte.

La presentación también contó con la participación de varias mujeres con diversidad funcional que leyeron los objetivos del Pacte que hacen referencia a la violencia en las mujeres con diversidad funcional.

Oltra destacó la situación especial de los casos de la violencia de género en mujeres con diversidad funcional, un colectivo en el que este tipo de agresiones “pasan inadvertidas por el entorno, dando lugar a una situación de invisibilidad”.

Así, el Pacte contempla medidas específicas relacionadas con las mujeres con diversidad funcional que han sido víctimas de violencia de género, un compromiso del Consell, para garantizar la atención integral especializada a los grupos de mujeres más vulnerables, “teniendo en cuenta sus múltiples discriminaciones” entre las que especificó la diversidad funcional.

Al respecto la vicepresidenta indicó algunas de las actuaciones concretas para mujeres con diversidad entre las que resaltó el impulso de vivienda pública asistida para mujeres víctimas de violencia con diversidad funcional, y la realización de un protocolo de acceso a centros residenciales y centros de día para mujeres mayores y/o con diversidad funcional víctimas de violencia de género.

Para Oltra, la igualdad entre mujeres y hombres y la respuesta a las violencias machistas “son cuestiones que interpelan a toda sociedad”, pero más aún en relación a las mujeres con diversidad funcional porque son “potencialmente más vulnerables, y mujeres que sufren dobles y triples discriminaciones”.

En esta línea, manifestó que toda la sociedad valenciana se puede sentir “muy orgullosa” del Pacte Valencià porque es el fruto del “trabajo compartido” entre las instituciones, administraciones y la sociedad civil. Además, porque es el primero España en el que el compromiso con la lucha contra la violencia que sufren las mujeres y por la igualdad de género se ha adquirido por “el conjunto de la sociedad y no simplemente como mandato gubernamental”.

Se trata de un pacto concebido no solo para instituciones y organizaciones sino también para que todas las personas que lo deseen puedan sumarse a él, “adquiriendo un compromiso personal, fomentando la igualdad en las relaciones personales cotidianas, dando apoyo a las víctimas de la violencia machista o transmitiendo valores igualitarios en el entorno familiar”, precisó.

Este pacto, según la vicepresidenta, está sirviendo para evidenciar “la unidad de toda la sociedad frente de los agresores” y lanzarles un mensaje claro, “no tenéis cabida en nuestra sociedad, no os queremos; estamos del lado de las mujeres que sufren vuestra violencia, y vamos a por vosotros, porque cada vez que maltratáis o golpeáis una mujer, agredís a toda la sociedad”.